Reflexiones sobre mi Consciencia

Controlar el Pensamiento

El pensamiento es el inicio de todo, todo lo que realizamos empieza por un pensamiento, puede que interviene impulsado por una emoción, luego vienen las ideas, después las palabras y finalmente la acción!
Cuanto más nos entusiasmamos, mejores ideas nos salen!
Aquí entramos en las afirmaciones positivas, creando energías positivas al respeto.  
Todo eso crea y mueve energías, energías que acompañan todo el proceso desde el inicio y esta el finál, energía que está allí, aunque ya hemos abandonado el proyecto, no desaparece por ello.
Muchos de nuestros pensamientos no tienen mayor importancia y pensamos que no influyen en nuestra vida, gran error, crea nuestra realidad!
Aquí es donde se aplica el libre albedrío, podemos y debemos decidir cómo enfocar las cosas! Cada uno de nosotros tiene que reflexionar sobre su forma de pensar, hay maneras y maneras. Está el vaso medio lleno o medio vacío o podemos competir con alguien o simplemente buscar a superar la meta, como el mejor.
Hay personajes en este mundo que han dejado huellas que marcaron generaciones enteras.
El resultado final depende de nuestro carácter y de nuestra forma de ser, podemos ser equivocados en la manera cómo enfocar las cosas, lo que puede dar resultados que no nos gustan o que no encuentran aceptación en nuestro entorno.
Por el otro lado, pensando con sentido común, encontrando el equilibrio y harmonía entre los propios intenciones y el entorno, dará satisfacción y tendrá aceptación a toda vista! Porque llevará una energía equilibrada que además se potencia por la aceptación del entorno.
Viendo eso, nos damos cuenta de la importancia de los pensamientos y que herramienta tenemos con ello en la mano! Descubriendo las reglas que rigen eso, podemos intervenir en muchos resultados que nos pueden mejorar la vida en general!
De esta manera intervenimos directamente en las circunstancias de nuestra vida, modificando nuestro funcionamiento y el entorno, eso modificará también nuestro carácter!
Teniendo en cuenta todo eso, podemos investigar en lo más profundo de nuestro ser y descubrir la manera como intervenir en lo insignificante tanto como en lo más importante. Modificando nuestra forma de pensar, modificamos nuestra energía y el caracter y las acciones resultantes nos proporciona los resultados deseados!
Cada palabra pronunciada, ya ha hecho todo su proceso, ya tiene su energía formada, la que solo podremos cambiar, si hay una razón de peso que nos anima de hacerlo.
Para ello hay que aplicar una coherencia divina, porque no es posible forzar unas ideas que van en contra de todo sentido común, ya que por la ley de polarización tendrá resultados finales que puede que no nos gusten.
Todos nuestros deseos ocupan mucho espacio en nuestros pensamientos, es cuando se les da forma y se crean ideas alrededor de ellas. Por ello es muy importante tener ciertas cosas claras.
Por ejemplo: Que es que consideremos bueno o malo, lo que es coherente, la harmonía entre las cosas, … y buscar una postura firme incluso en nuestros pensamientos.
Por ello hay que elaborar una filosofía propia, para estar firme en lo que nos permitimos a pensar, eso es muy importante, ya que nos hace fuerte ante la manipulación por el sistema.
Si las ideas se forman influenciado por tendencias o por influencias ajenas pueden crear pensamientos confusos y en general son las razones por las que los resultados no gustan.
Todos esos ideas creados para hacer negocio o para aumentar el poder de ciertas círculos fueron creados para sus fines y nosotros nunca nos enteraremos de sus trasfondos. Aquí estoy hablando de los grandes negocios, industrias, capitales y la política . Por muy mucho que lo deseamos, la energía del pensamiento de esas ideas no lo vamos a entender y por lo tanto no nos va a portar los resultados que hemos deseado y si igualmente nos llegan, no suelen conllevar la satisfacción esperada. Tenemos que entender esa mecánica para poder darle uso a nuestras necesidades, sino, damos tumbos con resultados dudosos, toda la vida. Y actuando al respeto nos va a dar los resultados que nos gustan de verdad, que están en equilibrio con nuestra alma, con nuestros deseos, con nuestro entorno y es lo que nos hará crecer como individuo.
Podemos crear conscientemente una personalidad a nuestro gusto, apartando sufrimientos y desengaños.
Todo eso es un poco más complejo pero cada uno de nosotros lo puede realizar. Hay que entender, que el que nunca ha pensado en tener una casa propia, nunca va a realizar ningún esfuerzo para conseguirla. El que nunca ha pensado en la opción de hacerse maestro no optaría por una carera de educación. Pero a la persona que está fascinado por el arte, por la artesanía o por la informática y hace de su tema una pasión, puede que crea las condiciones para hacer de su pasión su oficio. Con ello queda claro que influimos directamente con nuestra forma de pensar y con nuestra actitud en lo que la vida nos va a proporcionar.
Al saber eso, sabemos que podemos ir modificando nuestra personalidad poco a poco y para bien.
Para ello tenemos que elegir un deseo, analizar todas las ideas que tenemos alrededor de él y encontrar la manera de equilibrar y armonizar todo con nuestra forma de pensar y que encaje también con nuestro entorno.
Buscando avanzar por este sendero, nos aporta una creatividad con la que podemos conseguir metas en la vida real y eso no son promesas políticas, eso está en nuestras manos. Podemos modificar nuestra personalidad a nuestro gusto y crecer como persona, consiguiendo éxito tras éxito en vez de sufrimientos y desengaños.
Podemos empezar con el deseo que queramos, la búsqueda de la pareja ideal, un trabajo según nuestros inquietudes o cualquier otra cosa! A medida que avanzamos por ese camino nos damos cuenta de que los resultados tienen una relación directa con nuestro interior, con nuestra forma de pensar. Con algo de práctica en este autocontrol aprendemos crear conscientemente las circunstancias necesarias para conseguir lo deseado.